Presentación

La radicalidad de los ajustes que se están produciendo en los presupuestos de las administraciones públicas lleva a pensar que se está desmontando el sistema público de cultura sin apenas quejas de los usuarios ni de las organizaciones sociales. Por este motivo han surgido foros y plataformas ciudadanas que intentan denunciar la gravedad de estos recortes por sus efectos inmediatos (cierre de empresas culturales e incremento del paro) y por sus efectos en el medio plazo (está claro que si una comunidad renuncia a invertir en cultura y educación no tiene ningún futuro en la actual sociedad globalizada).

Estos ajustes afectan de lleno al sistema de exhibición de las artes escénicas y, como consecuencia, a toda la cadena de valor. Con excepción de las grandes ciudades en las que la exhibición está mayoritariamente en manos de empresas privadas, los ajustes reducen las oportunidades de los ciudadanos de acceder a la producción escénica y pueden deshacer los hábitos de consumo adquiridos. Al mismo tiempo dificultan la salida al mercado de las propuestas de las compañías y productoras que pueden seguir financiando su actividad.

Hay que analizar si los ajustes que se están aplicando en España entran en colisión con la obligación constitucional de los poderes públicos de garantizar el acceso a la cultura y, al mismo tiempo, hay que explorar qué oportunidades ofrece la cooperación público-privada para encontrar una salida a la actual coyuntura que permita, por un lado, mantener la oferta escénica y seguir desarrollando públicos y, por otro, ofrecer oportunidades a las empresas de producción escénica de presentar sus productos al mercado. También hay que analizar si las nuevas formas de relación con los públicos escénicos que permite nuestra sociedad tecnológica y la mayor disposición de aquéllos de implicarse en la gestión de los procesos, ofrece nuevas oportunidades para seguir desarrollando la oferta.

 

Antecedentes

Desde el inicio de la actual etapa democrática hasta nuestros días en España se ha desarrollado un sistema escénico de responsabilidad mixta en el que la iniciativa privada se ha centrado en la creación y producción de contenidos, así como en la gestión de espacios escénicos ubicados en las grandes ciudades, mientras que la iniciativa pública, principalmente la de los ayuntamientos, ha asumido la construcción y mantenimiento de infraestructuras, la gestión y financiación del sistema de exhibición en el resto del territorio, y las ayudas a la creación, producción y distribución escénica.

En este modelo los agentes privados son, en su mayor parte, proveedores de contenidos para los espacios escénicos de titularidad pública, cuya programación depende más de los presupuestos corporativos de sus titulares que de la demanda de los públicos.

Gracias a la inversión de las administraciones públicas los agentes escénicos privados han podido desarrollar una producción escénica diversificada y de calidad. La protección de las administraciones públicas también ha permitido la profesionalización de la gestión escénica y el desarrollo de estructuras empresariales de distintos tamaños. El sector de las artes escénicas en España está formado por un número importante de microestructuras muy atomizadas con modelos de negocio inestables, un grupo de estructuras pequeñas y medianas muy profesionalizadas con importantes costes estructurales, y un grupo reducido de empresas que han conseguido desarrollarse como industrias culturales solventes y ofrecer al mercado producciones escénicas altamente competitivas a nivel internacional.

Las políticas culturales adoptadas por las administraciones públicas se han centrado en el desarrollo de una oferta escénica accesible y de calidad, concebida como prestación básica del Estado del Bienestar, que ha activado la demanda latente hasta conseguir una tasa satisfactoria de consumo escénico. Sin embargo, la ausencia de políticas eficientes de desarrollo simultáneo de la demanda y de proyección en mercados exteriores ha llevado a una cierta sobreproducción por saturación del mercado interno.

El modelo de exhibición adoptado ha permitido, en los años de bonanza, un desarrollo sostenido de la oferta pero comporta una alta sensibilidad a los cambios de contexto. La crisis económica ha impactado en el sector de las artes escénicas a varios niveles: un elevado incremento de la morosidad en el pago de funciones por parte de los titulares de espacios escénicos públicos, la reducción de las ayudas a la creación, producción y distribución, la dilución de algunos circuitos de distribución, la reducción drástica del número de espectáculos contratados, etc. Los agentes escénicos privados tienen, en el momento actual, dos dificultades fundamentales: la financiación y la salida al mercado.

El actual modelo de exhibición ha permitido el desarrollo de infraestructuras y programaciones estables en muchos municipios del Estado pero la falta de diversificación de las fuentes de financiación y su elevada dependencia de los recursos públicos pone en cuestión su sostenibilidad en el nuevo ciclo económico. Por otro lado ha acomodado a los agentes escénicos privados a un sistema protegido que no les ha impulsado a la explotación directa del mercado interno, salvo en las ciudades de Madrid y Barcelona, ni a la expansión a mercados exteriores. Por otro lado hay una baja implicación de los públicos en el sostenimiento de las programaciones escénicas y no se ha gestionado eficazmente un sistema de patrocinio y mecenazgo debido, entre otros motivos, a la falta de incentivos fiscales.

Las estadísticas nos indican que a partir del año 2010 se ha producido un cambio de tendencia con un decremento moderado del número de espectadores totales, excepto en las ciudades de Madrid y Barcelona, debido a que la mayoría de espacios escénicos de titularidad pública han reducido su programación por los ajustes presupuestarios. El principal inconveniente del modelo actual de exhibición es que no permite  el desarrollo de una oferta dimensionada a la demanda a pesar de que en el mercado hay suficientes producciones escénicas para satisfacerla.

Por otro lado, el actual modelo de exhibición ha considerado mayoritariamente a los públicos como receptores anónimos de la oferta escénica. Pocas veces se ha intentado o conseguido una relación personalizada con ellos o, incluso, su participación activa en la gestión de la oferta a pesar de que internet no sólo permite a los públicos culturales acceder directamente a la información ofrecida por los creadores, productores y promotores culturales sino también interactuar con ellos recibiendo sus opiniones y propuestas. Hay herramientas tecnológicas que nos facilitan la gestión de una programación personalizada para los públicos y, en algunas circunstancias, la gestión participada. La interactividad ha fomentado también la implicación de una parte de los públicos en la gestión del hecho escénico, su empoderamiento y transformación en comunidades de intereses. Tanto la relación personalizada con los públicos como su implicación y participación pueden asegurar la sostenibilidad de la oferta escénica pero hay que cambiar la forma de relación.

  Ejes de debate

 En las circunstancias económicas actuales se plantean varios interrogantes que definirán los ejes de debate del encuentro:

  1. 1.    ¿Qué debilidades en el sistema de exhibición escénica ha puesto de manifiesto la crisis económica? ¿En qué aspectos puede ser mejorado?
  2. 2.    ¿Cómo se puede fomentar la interacción de los espacios escénicos con sus públicos potenciales?
  3. 3.    ¿Cómo pueden y deben intervenir los poderes públicos en artes escénicas para desarrollar el mandato constitucional de garantizar los derechos de creación y acceso a la cultura?
  4. 4.    ¿Qué niveles de cooperación público-privada, a nivel estratégico y operativo, se pueden establecer para promover el desarrollo satisfactorio de las artes escénicas?


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s